Blog de Consejos

Se trata de obtener la casa que hemos soñado, pero ¿eso quiere decir que debemos pagar esa hipoteca por el resto de nuestra vida laboral? ¡Claro que no! Y es que hasta para solicitar este crédito debemos tener ciertas consideraciones, a fin de asegurarnos de poder disfrutar de nuestro hogar cuando todavía estamos jóvenes.

Lo que siempre hemos escuchado al momento de buscar una tarjeta de crédito es que debemos tener en cuenta cuáles son las tasas de interés más bajas para no terminar pagando un dineral en los intereses de nuestras compras. Ese es un argumento que nunca dejará de tener razón, pero puede que sea lo que determine si una tarjeta es la mejor o no.

Si bien es muy lindo tener una tarjeta de crédito y no vernos obligados a cargar efectivo en la cartera todo el tiempo, es un asunto con el que debemos tener cuidado pues podría llevarnos a un endeudamiento desmesurado.

María Teresa está en busca de un departamento nuevo y revisando las opciones encontró uno que tenía todo lo que ella y su familia necesitan. “Es perfecto para nosotros”, pensó.

Decidir pagar antes tu préstamo personal es una decisión sabia que te ayudará a ahorrar dinero, pues mientras menos tiempo te tome cancelarlo, estarás pagando menos intereses. El principio de “menos tiempo, más ahorro” se aplica en todo el mundo del crédito pero esta vez nos referiremos al préstamo personal.

La posibilidad de solicitar un préstamo pasa continuamente por nuestras cabezas, quizás porque queremos darnos un gustito o por alguna emergencia que se presentó, pero no siempre es la opción que más nos conviene.
Entonces, ¿cómo podemos identificar las situaciones en las que sí vale la pena solicitarlo?

Si ya decidiste que lo que necesitas es un préstamo personal, hay un par de cosas que debes considerar antes de acercarte al banco a presentar tu solicitud.

Marcela saldrá de vacaciones a fin de mes y se muere por viajar al exterior. Ha calculado los gastos que haría y lo que ahora se pregunta es cómo obtendrá el dinero que necesita. Por otro lado, Antonio, quien también sale de vacaciones a fin de mes, quiere terminar de remodelar su estudio. Al igual que María, tampoco sabe cómo financiar esos gastos.

Cuando alguien compra un auto, especialmente si se trata de un joven, piensa que acaba de solucionar todos los problemas relacionados al transporte y que de ahora en adelante será feliz con su carro nuevo. Esto puede ser verdad siempre y cuando se tomen en cuenta algunas cosas que vienen de la mano con el auto nuevo, y de las que es mejor estar informado para evitar problemas.

La verdad es que elegir un seguro de auto puede ser bastante difícil cuando no sabemos en qué consiste cada cosa ni tenemos claras las ventajas que cada cobertura aporta a nuestra faceta de conductores.