¿Sabes qué compone tu historial crediticio, además de los créditos que solicitaste?

Enviado por Equipo Comparabien el Mié, 02/01/2019 - 12:25
Muchos piensan que si no están atrasados en pagos a préstamos o sus tarjetas de crédito, su historial será el ideal; sin embargo, esa no es la verdad.

Al momento de solicitar un préstamo personal, préstamo de auto o hasta pedir una tarjeta de crédito, las entidades financieras recurrirán a las centrales de riesgo para evaluar tu historial crediticio. Este historial es, para muchos, un dolor de cabeza, pues muestra cómo ha sido su comportamiento financiero en los últimos años.

¿Qué quiere decir esto? Que todas las veces que solicitaste algún crédito, te atrasaste en los pagos, solicitaste un refinanciamiento, etc., estará registrado, y eso permitirá que los bancos, financieras y demás, decidan si realmente representas un riesgo o si pueden prestarte el dinero que solicitas.

Un error muy común es pensar que ese historial está compuesto solo por los créditos clásicos como préstamos personales, préstamos de autos o hipotecarios. Muchas personas se conforman con estar al día, pero descuidan otros tipos de pagos, creyendo que estos no les afectarán.

Debes tener en cuenta que tu historial se alimenta de los datos de tus tarjetas de crédito, pagos a empresas de telefonía, es decir, el recibo de tu celular o de tu teléfono fijo. Además, también se incluye información provista por aseguradoras e incluso, empresas eléctricas. Esto quiere decir que para cuidar tus finanzas no solo debes preocuparte por pagar a tiempo tu préstamo, sino también tu tarjeta, tu recibo telefónico, tus seguros y demás compromisos financieros que hayas adquirido. Y esto solo se logra si tienes cuidado de no endeudarte más de lo que puedes pagar.

Tu historial es tu carta de presentación para solicitar algún tipo de crédito o servicio, es por eso que es muy importante que lo cuides y evites ser reportado como un deudor. Además, si estás pensando en solicitar un préstamo personal, te permitirá acceder a tasas de interés más cómodas, lo que sí o sí implica un ahorro.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

Comentarios