Hacks para que la deuda de la tarjeta no consuma su salario

Enviado por Equipo Comparabien el Lun, 01/04/2019 - 11:19
El plástico puede sacar más dinero del que piensas si no controlas su uso. Aplica estos consejos para tener un historial limpio y sacar provecho de tu tarjeta.

La tarjeta de crédito no es mala, simplemente hay que entender cómo usarla. Lo mismo pasa con las deudas, no son malas, pero el sobreendeudamiento sí. Para lograr llevar una vida crediticia en paz es necesario tener claros algunos criterios en cuanto a su plástico. Usted es el dueño y decidirá cómo usarla, pero debes ser consciente que un mal uso hará que a fin de mes termines pagando más de la cuenta.

Entonces, ¿cómo sacar provecho de tu tarjeta sin arriesgarte a pagar de más?

1. Conocer de pies a cabeza el ciclo de facturación
Si conoces cuándo empieza tu ciclo de facturación y cuándo termina, podrás aprovechar esas fechas y planificar tus compras, de manera que tendrás aproximadamente un mes y medio para realizar el pago correspondiente. Si no estás seguro de las fechas, contacta a tu banco u observa tu estado de cuenta y anota los días respectivos. Esta información es sumamente útil para comprar y pagar en el momento en que poseas más efectivo.

2. Aprovechar los meses sin intereses para las compras fuertes
Muchas tarjetas tienen promociones de meses sin intereses, si la tuya los ofrece, lo ideal es que lo utilices para esas compras fuertes que no puedes cancelar en un solo pago, como algún electrónico o artefacto del hogar. Si tu plástico no te ofrece ningún beneficio atractivo, es momento de cambiarlo por uno que te permita gozar de más promociones.

¿Quieres comparar las alternativas de tarjetas que hay en el mercado? Utiliza Comparabien.com.pa.

3. Consolidar las deudas en una
Si tienes muchas tarjetas, estás pagando por gusto seguros y comisiones. Lo ideal es que tengas solo aquellas que uses constantemente, de esa manera también reduces tu exposición al riesgo.

4. Evitar los avances en efectivo
Son más costosos que utilizar la tarjeta de crédito, ya que en muchos casos debes pagar comisiones por el uso del cajero e incluso pueden tener una tasa de interés diferente. Evitarlos es una decisión sabia. En caso de necesitar dinero puedes incluso recurrir a un crédito y pagarías menos en intereses.

5. Ponga un monto mínimo
No utilices el plástico para gastos pequeños. Pon un monto y lo demás, págalo en efectivo. De esa manera pensarás dos o tres veces antes de utilizar la tarjeta y realizar un gasto innecesario.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

Comentarios