Los consejos que nadie te dio para que tu tarjeta de crédito no te cobre ni un centavo

Enviado por Equipo Comparabien el Dom, 01/09/2019 - 11:47
Si aplicas algunos tips, lograrás obtener los puntos y recompensas de la tarjeta sin pagar nada adicional por ella.

Si tienes en la mente que las tarjetas de crédito son herramientas del diablo para hacer que gastes dinero, es importante que sepas que estás equivocado. Muchas personas han crecido con esa idea, porque vieron a sus familiares o amigos caer en deudas infinitas, pero en la mayoría de casos se trata de malos hábitos, información incorrecta e incluso, poca disciplina. Pero la verdad de las cosas es que los plásticos pueden ayudarte de muchas maneras. Así que, si estás pensando en adquirir tu primera tarjeta de crédito, ¡tranquilo! Lo primero que debes hacer es escogerla con cuidado y luego empezar a usarla aplicando las técnicas que te presentamos a continuación.

Aunque no lo creas, cuando se trata de las tarjetas de crédito, solo necesitas tener algunas estrategias clave para lograr sacarles todo lo bueno y que no te cueste ni un sol. ¡Empieza a tomar nota!

1. Cómo evitar pagar membresía
En primer lugar, un costo que algunos ignoran y que luego termina sorprendiéndolos es la membresía. La mayoría de tarjetas de crédito incluye un pago que se realiza de manera anual bajo el nombre de membresía. El monto puede variar dependiendo de la tarjeta y la entidad financiera. Pero no necesariamente tendrás que pagar por ella.

Una de las condiciones para exonerar el pago de la membresía es que todos los meses se realice un consumo –en algunos casos, no hay monto mínimo-, pero eso no significa que mes tras mes debas comprar cosas nuevas, ropas o usar tu tarjeta al salir a comer.

Algo que puedes hacer para exonerar ese pago es afiliar algún pago mensual que realices para que se cargue a tu tarjeta: por ejemplo, tu celular, el pago de tu seguro vehicular, tu seguro oncológico, etc. Al ser gastos regulares que normalmente pagas en efectivo, no tendrás riesgo de endeudarte y así eliminarás el costo de la membresía. Lo que sí o sí debes evitar es gastarte ese dinero. Recuerda separarlo para realizar el pago.

2. Cómo ganar puntos mensuales
Otro punto importante que debes tener presente es que cada vez que uses tu tarjeta deberías estar ganando puntos. Tener la tarjeta ideal es básico para saber que estás acumulando los puntos que te interesan y que son ideales para tu perfil. Si eres de los que disfruta viajar mucho, acumular millas u obtener accesos a los salones VIP de los aeropuertos será mucho más útil que descuentos en un supermercado. Si eres de los que disfruta la vida nocturna, descuentos en bares y discotecas puede resultarte más interesante.

Entonces, algo que puedes hacer para continuar acumulando puntos es pagar algunas compras del mes que son fijas con tu tarjeta. Si igual pensabas realizar la compra en efectivo, quiere decir que podrás pagarla con tu tarjeta y cancelarla luego sin que eso signifique un mayor gasto. Lo importante aquí es que no recurras al financiamiento en cuotas y que solo gastes el monto que tenías planeado gastar.

>>>>Encuentra aquí tu tarjeta de crédito<<<<

3. Cómo evitar pagar intereses
El secreto para evitar pagar intereses es cancelar todo en una sola cuota. Si vas a usar tu tarjeta, debes ser consciente de poder pagar ese monto el siguiente mes en una sola cuota, sin recurrir al financiamiento. De esa manera, solo pagarás por lo que gastaste, sin ningún tipo de interés o recargo. Para lograrlo, es necesario que seas consciente de cuánto estás gastando. Revisa la aplicación de tu banco y podrás ver el detalle del uso de tu línea de crédito. Con esos datos, irás calculando cuál es el pago que deberás realizar a fin de mes y no te pasarás de la línea o gastarás de más.

4. Qué hacer en los casos de gastos grandes
Eso no significa que no puedas realizar gastos grandes con tu tarjeta. Si quieres comprar algo y sabes que no podrás pagarlo todo completo porque implica un desembolso grande, puedes financiarlo en cuotas. Aquí sí pagarás un interés, pero lo importante es que cubrirás la compra dentro de tu presupuesto, sin correr el riesgo de atrasarte o no realizar el pago.

Definitivamente, lo recomendable es que no financies en más cuotas de las necesarias, entre tres a seis, para los gastos más grandes.

Tu tarjeta de crédito debe trabajar para ti y no al revés. Cada vez que la usas, debe darte una recompensa adicional, y ayudarte a cubrir los gastos, aunque en el momento no tengas el dinero. Lo importante es mantener en mente la idea de ser totalero y cancelar mensualmente la deuda total para ahorrar en intereses.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

Comentarios