Blog de Consejos - Mi Casa

Aquí podrás obtener ayuda financiera para que puedas cumplir tus obligaciones financieras del día a día y también para que puedas ahorrar o prevenir lo que venga en el futuro

En Panamá, el sueño de la vivienda propia sigue bastante vivo y no solo para quienes ya tienen una familia, sino también para muchos millennials que piensan en comprar un apartamento para así contar con una propiedad a la que puedan recurrir en el futuro.

Vivir con tus papás, a cierta edad, deja de ser bonito y empieza a ser incómodo. Y es que, al seguir estando “bajo su techo”, no logras ser totalmente independiente.

En todos lados es posible encontrar un favorito. En la oficina, nunca falta el favorito del jefe; en el colegio, el estudiante predilecto de los profesores; incluso está el nieto favorito, aunque las abuelas se empeñen en negarlo. Y aunque no lo creas, los bancos también tienen “clientes favoritos”, y volverse uno de ellos no tiene por qué ser imposible.

Es cierto, un préstamo de vivienda es algo grande. Vas a comprar tu nuevo hogar, el terreno para construirlo o realizar modificaciones para que quede como nuevo y eso demanda una inversión considerablemente grande. No es lo mismo comprar un vestido nuevo que un departamento.

Comprar una casa o departamento es algo sumamente complicado de hacer en efectivo; por eso, los panameños pueden acceder a un préstamo hipotecario para lograr cumplir esa meta. A través de este crédito, es posible comprar una vivienda nueva, una usada o para construir sobre un terreno.

Algo que algunas personas olvidan y que suele meterlos en problemas al cumplir el sueño por adquirir una vivienda son los gastos adicionales que vienen con ella. ¿Gastos adicionales? ¿Es que hay que pagar algo además del precio del inmueble? La respuesta es sí.

Muchos suelen pensar que adquirir vivienda en Panamá es imposible, pero lo cierto es que, a pesar de las dificultades, hay algunas medidas que se pueden hacer para que el sueño de la casa propia esté más cerca.

Convertirse en propietario de un apartamento o de una casa no es algo que se pueda lograr de la noche a la mañana, pues representa una gran inversión. Sin embargo, tampoco es algo imposible y se puede conseguir a través de los préstamos hipotecarios.

Los expertos en el ámbito inmobiliario aseguran que en 2019 la compra de viviendas recobrará fuerza. Para muchos, todavía está pendiente cumplir ese objetivo, y es que la compra de un inmueble permite fortalecer tu patrimonio y generar más seguridad financiera para el futuro.

Uno de los mayores temores de las personas al momento de buscar financiamiento para sus viviendas es si serán aprobados para el préstamo hipotecario.