Blog de Consejos - Mi Auto

Aquí podrás obtener ayuda financiera para que puedas cumplir tus obligaciones financieras del día a día y también para que puedas ahorrar o prevenir lo que venga en el futuro

Encontrar un auto que funcione bien, tenga buen precio y además, sea bonito, no es una fantasía vehicular, como dirían muchos. En realidad, es posible encontrarlo y adquirirlo sin irse a la quiebra, pero requiere de cierta sabiduría.

En todos lados es posible encontrar un favorito. En la oficina, nunca falta el favorito del jefe; en el colegio, el estudiante predilecto de los profesores; incluso está el nieto favorito, aunque las abuelas se empeñen en negarlo. Y aunque no lo creas, los bancos también tienen “clientes favoritos”, y volverse uno de ellos no tiene por qué ser imposible.

La portabilidad de créditos automotrices ya está aquí. Así como es posible cambiar de banco cuando tienes un préstamo de nómina, hipotecario y hasta una tarjeta de crédito, ahora también puedes hacer lo mismo si tienes un préstamo de auto. La pregunta es, ¿será que esto de cambiar de banco realmente conviene?

Al momento de comprar un auto, las opciones son muchas: Nuevo, usado, familiar, hatchback, de carga, etc. Y también lo son las opciones de financiamiento, siendo la más conocida el préstamo de auto o vehicular.

Si ha llegado el momento de dejar atrás los buses y los taxis y comenzar a transportarte en tu propio vehículo, el financiamiento es un punto fundamental para lograrlo. Aunque algunas personas optan por comprar su auto al contado, la mayoría recurre a diferentes instrumentos de crédito para hacerlo, entre ellos, los préstamos de autos.

Si bien es cierto que para manejar en Panamá, por ley es necesario contar con un seguro básico, este tipo póliza no es la más completa, lo que podría causarle sorpresas en el futuro.

Una vez que se adquiere un auto, mantenerlo en buen estado es el principal reto que debe asumir el conductor. No se trata solo de no chocarlo ni de evitar causar accidentes, sino que también debe prestar atención a los cuidados que el vehículo necesita para que su funcionamiento sea óptimo.

Creer que el único gasto que le traerá la compra de un automóvil es el pago el crédito vehicular que utilizará para adquirirlo, es un error.

Una de las épocas más conocidas en Panamá son los carnavales, fecha en la que no faltan familias panameñas que decidan emprender un viaje hacia el interior del país para celebrar, muchas veces incluso lo hacen a bordo de sus propios autos, buscando ahorrar un poco y tener un mayor control de las paradas que realizan.

Al momento de asegurar un vehículo, no basta con cumplir con lo establecido por la ley. Si bien la cobertura más básica lo librará de las multas, no le quitará de encima los gastos que deberá asumir en caso de sufrir algún siniestro que afecte el auto.